domingo, 9 de octubre de 2016

Xi'an

En la última entrada dije que el conductor del autobús me había pedido dinero al final del viaje, solo por puntualizar, cuando me bajé me hizo el gesto del dinero con la mano y me dio un papel con algo escrito en chino.
A los dos días en Lanzhou pude mandarle a Dani una foto del papel para que me lo tradujese, y me indicaba que habíamos llegado y que si quería salir de fiesta o quedar en la ciudad, y me dejaba su teléfono.
Así que con toda seguridad no me estaba pidiendo dinero, sino que me lo estaba ofreciendo. Otro ejemplo más de la hospitalidad china. Impresionante.

La ciudad de Lanzhou, sin más, rodeada de montañas, mucho tráfico, mucho caos, mucha moto eléctrica, y muchísimas motos de reparto.
Las motos de reparto, son vehículos con una rueda delantera y dos traseras, y un gran cajón en la parte de atrás para llevar la carga. Hasta aquí todo normal, el problema es que vas andando tranquilamente por la acera, y estas motos te pitan continuamente para que te quites, como si la acera fuera suya, y más te vale quitarte si no quieres que te atropellen, al principio me indignaba con ellas, pero aquí la gente está acostumbrada, así que no me queda otra que adaptarme y dejarlas campar a sus anchas por las aceras que están construidas para los peatones..

Es la provincia de Gansu, y el cambio con Xinjian ha sido abismal, como si hubiera cambiado de país, aquí los chinos ya son 99% Han, y el desierto ha desaparecido por completo, el paisaje es de montaña, todo verde, lleno de arrozales, muy bonito.

Durante el viaje he dormido en todo tipo de lugares, la mayoría de las veces son sitios preciosos, hoteles de mil estrellas en bosques, parques, praderas etz. otras en sitios que no lo son tanto, como debajo de un puente, pegado a alguna autopista, o en el arcén de una carretera cortada.
Pero lo de esta semana está siendo insuperable, y las acampadas están siendo todas en montañas con acantilados y vistas desde lo alto de las ciudades o de los arrozales. Muy muy bonito.

Salí de Lanzhou por la nacional, para salir un pedazo puerto, un buen rato de subida rodeado de cientos de camiones que me pitaban y me saludaban. Pero lo peor estaba por llegar, tras coronar el puerto empezaba la bajada, la carretera de un solo sentido en cada dirección, y de repente atasco. Lo que era un carril en cada dirección se convirtió en 5 filas de coches en dirección bajada. De locos, una fila en el arcén de bajada, que me impedía adelantar, 3 filas en los dos carriles, y una última fila en el arcén de subida, TODAS en dirección bajada. Los pocos coches que intentaban subir no podían ni por el arcén. Todo el mundo pitando como locos, y yo cabreado pidiendo a los coches de delante que me dejasen un poco de espacio en el arcén, pero no había manera. Los coches de al lado que me veían se reían y me grababan, no es una zona muy turística, y pocas veces habrán visto a un guiri en bicicleta cabreado intentando adelantar coches.

A la primera opción me fui directo a intentar entrar en la autopista, y cuál fue mi sorpresa, que ahora en cada entrada a la autopista hay unos operarios que me impedían amablemente el acceso a la misma. Pero no desistí, unos kilometros más adelante la nacional y la autopista iban en paralelo muy cerca una de la otra, separadas por una valla metálica, en un momento esa valla estaba arrancada, así que cruce por un caminito de tierra, y pasé el carro y la bici por encima del quitamiedos, y me colé en la autopista, al rato me adelantó un coche de la policía, me miraron, sonrieron y siguieron adelante.

Pero mi querida autopista G30 daba un rodeo, y me cambié a la G310, la que ha sido sin duda la carretera más bonita por la que he rodado nunca, poco tráfico, rodeado de montañas, y pegado a un rio. Así rodé fácil hasta la ciudad de Tianshui, donde paré a desayunar y a comprar una cámara para la bici. En la puerta de la tienda de bicis había 3 chicos jóvenes de unos 22 años con sus mtb. Uno de ellos hablaba buen inglés. Y me dijo que salían justo ahora hacia Xi'an. Genial, yo también voy para allá, les dije. Cuando les pregunté que dónde iban a dormir, ya que vi que no llevaban material de acampada, me imaginé que irían a hoteles, me dejaron flipando con la respuesta.
Iban desde Tianshui hasta Xi'an, del tirón, sin parar a dormir, non stop. 360km. Acojonante.

Pasé con ellos uno de los mejores días del viaje, me he cruzado con un montón de viajeros desde que salí de casa, pero todavía no había compartido un día completo con alguno de ellos.
Aquí había piques en cada subida, a mi me lastraba el carrito y ellos iban casi sin peso, solía coronar los puertecillos el tercero, algún ataque les metí en llano donde no se nota tanto el carro y les costaba cogerme, pero cuando la carretera tiraba hacia arriba, que era a menudo me hacían sufrir de lo lindo. En fin, entre risas, piques, y un paisaje de ensueño se me pasó el día volando.

Cuando paramos a comer en un restaurante, pedimos pasta, yo estuve hábil y me adelante y le dije a mi colega que la mia no fuera picante por favor. Me la prepararon aparte, sus platos tenían un color rojizo y el mio no, y os puedo asegurar que aún así picaba. Jeje pero estaba riquísimo, no me dejaron pagar, aunque me parece que costaba 15 yuanes el plato(2€).

Siempre suelo buscar donde acampar antes de que anochezca, pero ese día con la compañía aguanté lo máximo posible, y me vi rodando con ellos bien entrada la noche. Estuve muy tentado de seguir toda la noche con ellos, pero no sabía como iba a aguantar mi cuerpo el hacer 360km del tirón, sin dormir, aparte de lo peligroso de rodar de noche. Y decidí pararme a acampar.
Les enseñé la tienda y les gustó, me dijeron que en el futuro querían hacer un viaje como el mio. Nos despedimos entre abrazos y en solo dos días quedaríamos en Xi'an.

Al día siguiente me desperté echando de menos la compañía, encima me di cuenta que llevaba un radio partido, paré a cambiarlo, y mientras lo arreglaba paró a mi lado un grupo de unos 10 abueletes con sus bicis con alforjas que también iban a Xi'an. Pues a rodar con ellos, aquí ya no había piques, y era imposible comunicarme, pero me encantó compartir kilometros con ellos hasta la bonita ciudad de Baoji, donde iban a parar a descansar, allí me despedí de ellos.

Y luego la entrada a Xi'an, la cosa se empezaba a poner algo caótica y me colé por enésima vez en la autopista. Llevo haciéndolo desde que entré en China y nunca había pasado nada.
Pues me paró la policía, y con gestos y amablemente me dijeron que no podía ir por aquí, que me tenía que salir en la próxima salida. Así que pusieron los rotativos y la sirena y se vinieron detrás de mi, no sabía donde estaba la próxima salida, así que empecé a rodar rápido por lo incomodo de la situación de llevar a la policía pegada al culo con la sirena.
Pues 20km, 1 hora que estuvimos así, hasta que por fin llegó la salida. No sabía si me iban a multar, pero para nada, solo querían quitarse el problema de encima, que era yo, hasta se despidieron con una sonrisa.

La ciudad enorme, casi 9 millones de habitantes, el día lluvioso, buscando un hotel desesperado. Me echaron de los dos primeros en los que pregunté. Y es que aquí en China el gobierno solo quiere enseñar a los extranjeros los hoteles bonitos y hay en muchos que no se admiten extranjeros.
Así que acabé en lo que ha sido hasta ahora el hotel más caro del viaje, 300 yuanes (42€).

Al día siguiente busqué en booking un hostel desde donde escribo esto, el Xi'an warriors hostel. Impresionante, 4€ me cuesta la noche en una habitación de 8 camas. Los dueños supermajos, hablan inglés mucho mejor que yo, y me están ayudando con los tramites de renovar el visado.
Tramites que ya están en camino y me tienen parado aquí una semana. Lo máximo que había parado eran 3 días en praga, y aquí voy a estar una semana.

La ciudad impresionante, ayer quedé para comer con los colegas del viaje en bici. Lo más típico es una hamburguesa china, y diferentes sopas con pasta. Todo riquísimo y barato. Y me ayudaron a comprar una Sim china, vuelvo a estar medio comunicado.

Y varios medios de comunicación se han interesado por el viaje, así que no he parado de hacer entrevistas. Gracias a todos ellos..

Ahora cuando tenga 30 días más de visado fresco se amplían las posibilidades, y todavía no sé si ir hacia Hong Kong o hacia Pekín, pero eso es lo bueno, que tengo una libertad absoluta de hacer lo que me de la gana, esta semana lo decido...
























6 comentarios:

Velarde dijo...

Grandisima entrada montes! Se esperan con ansia tus actualizaciones la verdad. Sigue disfrutando de la carretera como sabes. Un abrazo

Anónimo dijo...

Nando nos tienes sin dormir por las entrevistas (muy divertidas)encantados de leer tus crónicas.disfruta.muchísimos besos.Cartagena

Oscar dijo...

Impresionante viaje Nando! Que envidia y que huevos ... cuando vuelvas te espera el gran reto , retar a Arija en abantos! Un abrazo
Óscar

Miquel Bauza dijo...

Impresionante aventura. Muchos animos

Julio Cano dijo...

Acabo de dar con el blog gracias al Facebook, impresionante la aventura que te estás marcando vecino. Ánimo y a seguir disfrutándolo como hasta ahora !!!

Gustavo dijo...

Un etapon...si señor, ya anteriormente te comente , que Lanzhou estaba en un agujero rodeado de montañas... asi que para salir de esta ciudad...hacia arriba durante bastantes kilometros, la verdad es que es una aventura que pocos pueden realizar, Xian es otra gran ciudad china que nos encanto , su barrio musulman con olores de especias y pinchitos por todos sitios, su torre del reloj ademas de la muralla que aun conserva y que se puede recorrer en bicicleta dado que es enorme, en fin que quieres que te diga, nosotros volveremos a China en Marzo para explorar y admirar lo que nos queda de ella, aunque es dificil decir que no volvere ....en muchos lugares de su inmensa magnitud que es el pais, esta vez entraremos por Xiamen e iremos a una zona poco conocida por occidente que es WUYISHAN, PARA DESPUES VOLVER A CHENGDU , y desde alli ir visitando toda la provincia , y aunque aun nos lo estamos pensando el volver a realizar el itinerario de la ruta de la seda desde Urumpi hacia Dunghuang...es una parte que nos encanto en el otro viaje, en fin animo y estamos siempre expectantes de tus relatos y peripecias, un fuerte abrazo desde Sevilla....nosotros salimos para Mexico en dos dias...estaremos pendientes del correo electronico, mucha suerte campeon.----